El reporte Deloitte sobre Millennials (difundido hace pocos días) consultó a 16.400 jóvenes en 42 países, lo que lo convierte en uno de los estudios de mayor alcance del mundo sobre este segmento. Explora sus opiniones, sus perspectivas, los valores que expresan y también cómo su mirada se traduce en decisiones de consumo o de trabajo.

SON “hijos de la disrupción”: nacieron entre 1983 y 1995, de modo que los primeros de la generación vieron en su infancia la caída de la Unión Soviética y la redefinición del mundo occidental, y los más jóvenes nacieron el mismo año en que se instaló popularmente internet. Hoy expresan valores propios de la época: el 57% desea viajar y ver el mundo, contra un 49% que tiene entre sus prioridades comprarse una casa.

Junto con la disminución de su confianza en las instituciones, la confianza en los medios de comunicación es baja entre ellos. El 43% de los encuestados dijo que los medios tradicionales tienen “impacto negativo” en el mundo, y el 27% expresó una “confianza cero” en los medios como una fuente fiable de información. A medida que buscan información a través de medios alternativos, las preocupaciones sobre el impacto de las redes sociales también son generalizadas: el 64% de los encuestados cree que sería “saludable” si redujera el consumo de las redes sociales, y el 41% desea poder dejar de usarlas por completo.

Pese a no creer en los medios y reconocer la influencia negativa de las redes sociales, han adoptado la tecnología en su vida cotidiana. Sin embargo, son escépticos cuando se trata de la ciberseguridad: 79% están preocupados por la posibilidad de ser víctimas de fraude en línea. Del mismo modo, el 78% está preocupado por la forma en que las empresas comparten sus datos personales. Esto es revelador, teniendo en cuenta que una cuarta parte de los millennials ha abandonado alguna empresa de la que era cliente debido a la incapacidad de ésta para proteger sus datos.

Las empresas tendrán que trabajar arduamente para mejorar su imagen en este segmento porque los millennials ponen su dinero allí donde se los indican sus valores personales: el 42% ha iniciado o profundizado las relaciones comerciales con alguna compañía porque cree que sus productos o servicios están teniendo impacto positivo en la sociedad o el medio ambiente, mientras que el 38% ha terminado su trato con empresas que a su juicio están teniendo impacto negativo en la sociedad, la ecología o los valores que apoyan.

A CONTINUACIÓN:
Conclusiones + Reporte completo Millennial Survey 2019 (Deloitte)